Cómo funciona el alquiler con opción a compra

¿En qué consiste el alquiler con opción a compra?

El alquiler con opción a compra consiste en una fórmula por la cual se establece un contrato de alquiler de la propiedad y una vez transcurrido el período de tiempo acordado, el inquilino puede ejercer su derecho a la compra de la vivienda.

Este tipo de contrato lo integran dos subcontratos:

1. El contrato de alquiler. Es un contrato de alquiler habitual que se rige por la normativa que regula los alquileres.

2. El contrato con opción a compra. Este contrato le da al inquilino la posibilidad de comprar la vivienda durante el tiempo que dure el contrato de alquiler y determina las condiciones para la compraventa como el período a partir del cual el inquilino puede ejercer su derecho de compra, el precio de venta, la cantidad inicial, esto es, la prima a pagar por parte del inquilino si así se decidiese, y el porcentaje en el que se descontarían las cuotas de renta pagadas desde el inicio del contrato de arrendamiento hasta el momento de la compra.

¿En qué caso puede ser conveniente realizar este tipo de operación?

El alquiler con opción a compra puede ser una alternativa interesante a tener en cuenta si tu idea es adquirir una vivienda a corto o medio plazo y no dispones de financiación inmediata. Además, los bancos no están concediendo hipotecas con facilidad en este momento.

No obstante es importante tener en cuenta que dentro de este tipo de contratos existen variantes que las partes pueden decidir con total libertad siempre que no difieran de lo establecido en las leyes.

Por otra parte hay que tener claras las posibilidades de este tipo de contrato para que cada parte considere si se ajusta a sus necesidades.

Te comentamos algunas por si te pueden ayudar a decidir si este tipo de operación podría ser conveniente para ti.

Características del contrato de alquiler con opción a compra:

  • Se decidirá una cantidad que el inquilino deberá abonar como entrada al inicio del período de alquiler. Esta cantidad recibe el nombre de prima y normalmente es el 10% del precio de venta de la propiedad, aunque las partes podrán acordar una cantidad distinta.
  • Esta cantidad, se deducirá del precio de venta fijado en el momento de proceder a la compra.
  • Todas las rentas abonadas también se deducirán del importe a pagar en el momento de la compra del inmueble. En algunos casos se acuerda descontar el 100% de la renta durante el primer año y un porcentaje inferior a partir del segundo, pero esto se acordará entre el propietario y el inquilino.
  • Si transcurrido el período establecido en el contrato de alquiler, el inquilino optase por no comprar la vivienda, no se le reembolsaría ninguna de las cantidades abonadas al inicio del contrato de alquiler con opción a compra.
  • Se puede optar a la compra de la propiedad siempre y cuando esté en vigor el contrato de alquiler.
  • El inquilino tendrá preferencia para adquirir la propiedad frente a otros posibles compradores.

Dicho esto, vamos a mencionar las ventajas e inconvenientes del alquiler con opción a compra, tanto para inquilinos como propietarios, para que tú mismo/a valores si este tipo de operación inmobiliaria es para ti o no.

Ventajas del alquiler con opción a compra

INQUILINO/A:

  • Una parte o la totalidad del dinero que paga por el alquiler se le descuenta del precio de venta de la propiedad.
  • El pago del alquiler es a su vez una especie de ahorro para la compra de la vivienda.
  • Se gana tiempo y se disminuye la cantidad de dinero a financiar para la compra de la propiedad.
  • A veces nos llevamos sorpresas cuando compramos una vivienda. Y el alquiler con opción a compra le da al inquilino la oportunidad de comprobar si la propiedad se ajusta a sus necesidades en cuanto a la ubicación, orientación, ruido, vecinos, comunidad, etc…

PROPIETARIO/A:

  • El propietario tiene mayor seguridad en cuanto al pago del alquiler, puesto que para ejercer la opción de compra será imprescindible estar al corriente del pago de las rentas.
  • Puede obtener beneficios fiscales por alquilar su propiedad mediante este tipo de contrato.

Inconvenientes del alquiler con opción a compra

INQUILINO/A:

  • Es posible que el precio del alquiler sea más alto por el hecho de tener opción a compra. Esto dependerá de lo que decida el propietario. Siempre se podrá hacer un estudio de mercado para comparar si el precio del alquiler se ajusta al precio de mercado.
  • Si el precio de la vivienda disminuyera durante el período del contrato, el inquilino no podría beneficiarse de esta bajada ya que se debe respetar el precio acordado.

PROPIETARIO/A:

  • Al acordar un precio de venta con antelación a la misma, el propietario no podrá beneficiarse de una posible subida de los precios.
  • Si se presentara una ocasión en la que otro comprador hiciera una oferta al alza, el propietario no podría vender ya que debe respetar el contrato de alquiler con opción a compra.
  • El propietario debe esperar a que finalice el contrato para percibir la totalidad del dinero por la venta de su propiedad, por lo que si necesitara liquidez inmediata, no podría disponer de ella.

¿Qué te parece esta modalidad de alquiler? ¿Te has quedado con alguna duda?

Escríbenos en los comentarios y estaremos encantados de resolverla.

Scroll to top
Contactar